El nuevo presentador de la serie de La2 Jardines con Historia, el arquitecto Arturo Franco Díaz, debuta ahora en la pequeña pantalla, tras un recorrido de éxito como profesional de la arquitectura y como comunicador en esta materia. Nacido en La Coruña en 1972y  afincado en Madrid, está casado con Ana y tiene dos hijas, Berta y Rita, de 12 y 10 años. Fue el artífice de la remodelación del antiguo Matadero, por el que ganó el primer Premio de Arquitectura y Planificación Urbanística  del Ayuntamiento de  Madrid y actualmente  da clases en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid (ETSAM), por lo que siempre ha simultaneado  su labor como arquitecto y divulgador. 

-Te estrenas como presentador de La2, ¿impone?
-Cuando Sonia, la directora, me lo propuso  despertó mi curiosidad aunque pensé: «ojo, que te estás saliendo de tu zona de confort», pero los dos somos espíritus creativos y ella me animó. La verdad es que me gusta  explorar otros territorios. Como la serie va también de la arquitectura de los jardines, me dio menos miedo  asumir esta nueva tarea…
 
-Después  de veinte años como divulgador  de arquitectura en medios impresos y en la radio, además de tu labor como profesor,  experiencia no te falta. ¿Era la primera vez que te ofrecían un trabajo como presentador?
-No, pero nunca encajaron con mis proyectos. La directora de la serie de 13 capítulos Jardines con Historia, Sonia Tercero Ramiro, me propuso este proyecto que sí que me tocaba la fibra, como la relación con la naturaleza, un tratamiento serio, sensible, riguroso., bien  documentado y con buenos asesores, así que acepté.
 
-¿Y fue rápida la toma de decisión por tu parte?
-Pues me animé  a hacer las pruebas y sin darme apenas cuenta ya estaba presentando el programa, embarcado en una aventura de dos meses y medio, de junio a septiembre  pasados, en un terreno que desconocía y en circunstancias muy atípicas, después de haber permanecido más de dos meses encerrado, como todos, por la pandemia.
UN RECORRIDO DE APRENDIZAJE  ACOMPAÑADO POR LOS ESPECTADORES.-
 
-Pero el programa aborda, además de la arquitectura, la historia de personajes ilustres y la botánica, los jardines más emblemáticos. ¿Dominabas esos temas?
-No, no, pero en el programa decidí que, en vez de aparecer como un experto jardinero, haría un recorrido de aprendizaje acompañando a los espectadores, aprendiendo de las personajes que hicieron posible esos jardines y haciendo también un estudio  de botánica
 
-Tú eres experto en la exploración de la realidad contemporánea, así como en la intervención en el patrimonio, ¿Qué es lo que más difícil te ha resultado de este rodaje?
Pues adaptarme al guion en un tiempo determinado de 30 minutos, en un programa repleto de información, con historias de grandes personajes, botánica, zoología, arquitectura .Y, por supuesto, las entradillas del programa…

-¿Por qué?
-Porque en cada jardín aparece gente nueva que te observa mientras presentas el programa y eso supone un extra de tensión. Tienes que ‘teatralizar’ un poco, mientras los demás te observan. Luego está el tiempo de rodaje de cada jardín, sujeto a las condiciones climatológicas…

– ¿Qué es lo que más te ha gustado de tu nueva labor? 
-Bueno, me ha encantado disfrutar de todos los paisajes,  acceder a lugares desconocidos y poder hablar con conservadores y expertos en cada una de las materias que tratábamos.  Ha sido apasionante y sencillo.

  EL PRÓXIMO SÁBADO, LOS JARDINES GALLEGOS.-

-El próximo sábado aparecerás presentando el Pazo de Oca (Pontevedra) y el Pazo de Rivadulla (A Coruña). Como gallego, qué te ha supuesto sumergirte en los jardines de tu tierra?
– Volver a Galicia siempre tiene algo de especial. Para un pueblo de emigrantes y marinos el regreso encierra connotaciones muy profundas. Además en los pazos de Oca y Rivadulla se concita un pequeño universo gallego con sus misterios y contradicciones. Leyendas, piedra, espíritu indiano, agua, y una mezcla entre lo ingenuo y lo mágico, entre lo señorial y lo rural. Pero sobre todo se come muy bien.

-¿Algo más que destacar?
-Yo creo recordar que hubo algo que me interesó mucho en Rivadulla y fue que el Pazo es el centro de una  parroquia donde cada día se reúnen los habitantes de las aldeas cercanas. La ermita está situada en  la zona común que hay entre el Pazo y la granja. Esta estructura abierta y acogedora a la vez, le da a Rivadulla esa connotación de espacio de reunión, finca de explotación y casa señorial, donde todos conviven. 

¿Y el Pazo de Oca?
-Oca nos sumerge en un mundo lleno de opuestos, metáforas y mitos que giran en torno al agua y a todos sus elementos (estanques, caceras, lavadero, fuentes, etc…). Nos acerca a lo telúrico de la Galicia profunda. Mientras uno, Rivadulla, se nos presenta más honesto y austero, el otro, Oca, se llena de magia y complejidad. Y todo a escasos kilómetros de distancia.

RECINTOS LLENOS DE  MISTERIO AL ALCANCE DE LA MANO.-

-¿Y cómo convencerías al espectador para que viera tu programa?
– Le diría que con Jardines con Historia puede descubrir unos recintos llenos de misterio con historias curiosas por descifrar que, aunque estén cerca de nosotros,  son auténticos desconocidos. Me he sentido muy bien al poder acercar al telespectador estos misterios.

-¿Qué consejos te dieron?
-Pocos consejos, que fuera yo mismo. Y así lo hice.

-¿Y con qué jardín te quedas?
-Sin duda alguna, con La Alhambra de Granada. Es imprescindible. En este jardín hacemos una lectura distinta a la habitual. Además, nos llovió. Y que la lluvia aparezca como protagonista en La Alhambra de Granada es impresionante! También me quedo con el jardín del Pazo de Rivadulla, en A Coruña, por su honestidad y sencillez, capaz de aunar su producción agrícola, su arquitectura y sus jardines en el mismo lugar.

UN BRILLANTE CURRICULUM.-
Arturo Franco ha recibido a lo largo de su carrera el reconocimiento del Colegio de Arquitectos de Madrid y Galicia así como otros reconocimientos internacionales, entre ellos, el Swiss Architecture Awards, el gran premio FAD de España y Portugal, en varias ocasiones.

Dentro del mundo de la comunicación ha sido crítico de arquitectura del diario ABC, director de la revista del COAM, editor de la revista de arquitectura Rita_, y de la plataforma digital redfundamentos. También ha dirigido un espacio en Radio Círculo dedicado a arquitectura.

Actualmente está sumergido en la recuperación del entorno natural gallego y la puesta en valor del paisaje cultural, especialmente en las zonas devastadas por los incendios. El proyecto LUME, pretende revitalizar el monte Pindo y su biodiversidad, que transita entre el jardín oceánico y el bosque continental.

Acaba de publicar un libro titulado: Sin prejuicios. Escritos sobre arquitectura, arte, cine, jardines y otros recuerdos Ed: Fundación Arquia.

 *Entrevista facilitada  por Nana de Juan (Gabinete de Prensa)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies