La intervención llevada a cabo en Brooklyn Bridge Park (Estados Unidos), obra del despacho Michael Van Valkenburgh Associates, Inc. – Landscape Architect, ha sido galardonada con el 11º Premio Internacional de Paisaje Rosa Barba – Fundación Banco Sabadell, en el marco de la Bienal Internacional de Paisaje de Barcelona, organizada por el Colegio de Arquitectos de Cataluña y la Universidad Politécnica de Cataluña

El jurado también ha reconocido con una mención especial el proyecto de los Parques del Río Medellín.  El premio se ha entregado en el acto de clausura de la Bienal Internacional de Paisaje de Barcelona, celebrado el 1 de octubre en el Petit Palau del Palau de la Música. 

Diseñado y construido durante los últimos 20 años, el Brooklyn Bridge Park , se extiende por 1,3 kilómetros del paseo marítimo de East River, desde el Puente de Manhattan hasta Atlantic Avenue. El proyecto de renovación de la zona, ha transformado una zona industrial en un espacio público dinámico y vibrante que une el río y la ciudad.

El parque se abrió al público en 2019, año en que recibió cerca de cinco millones de visitantes, que pueden disfrutar de las vistas, el diseño cuidadoso, la sensibilidad hacia el entorno .Con la intervención, se ha mejorado el acceso al público, se han renovado seis muelles y restaurado la diversidad ecológica,  desdibujando el borde entre el East River y el parque y proponiendo un nuevo modelo para transformar los márgenes urbanos cívicos.

El Brooklyn Bridge Park era un lugar con puntos de acceso limitados, estrecho, con los muelles en mal estado, con gran contaminación acústica causada por Brooklyn Queens Expressway … Con la intervención, los arquitectos paisajistas construyeron una serie de fajas de tierra a lo largo de la carretera para bloquear el ruido, permitiendo a los visitantes subir 9 metros sobre el nivel del agua,  creando un telón de fondo para el resto del parque. Asimismo, en vez de llevar a cabo costosas reformas estructurales, se derribaron secciones falleras de los muelles, lo que permitió incluir varios elementos que conectan el East River con el parque: dos marismas saladas, una compuerta de marea, una playa y tres rampas para lanzar kayaks. Estos bordes suaves reintroducen las ecologías marinas y absorben la subida de las mareas y las aguas.

El parque es un modelo de transformación de un paseo marítimo postindustrial en una zona rica en cuanto a interacción entre personas, infraestructuras y ecosistema. 

Más información del proyecto:  https://landscape.coac.net/brooklyn-bridge-park

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies