Burgos requiere actualizar su relación con el río Arlanzón y adecuarla al presente y posible futuro, contemplando también la integración del resto del sistema fluvial de la ciudad con el Arlanzón. Se trata de una intervención generacional que será disfrutada por los habitantes y visitantes del presente, pero también por generaciones venideras, de la misma manera que actualmente vivimos con infraestructuras y soluciones concebidas y ejecutadas hace ya más medio siglo.

El objeto de la convocatoria es la selección de la mejor propuesta, como primera definición conceptual, urbanística, paisajista y medioambiental, para el posterior desarrollo de los documentos técnicos necesarios para materializar el proyecto «Burgos Río». Considerándose como mejor propuesta la que resuelva del mejor modo los requerimientos medioambientales, patrimoniales, funcionales, representativos, estéticos, de relación con el entorno y presupuestarios, de acuerdo con las características indicadas en las Bases

El presente Concurso de Proyectos tiene carácter público y, de acuerdo con lo establecido en el artículo 185 de la LCSP, se desarrollará en dos fases:

En la primera el órgano de contratación seleccionará a los participantes de entre los candidatos que hubieren presentado solicitud de participación. El órgano de contratación seleccionará a un mínimo de cinco y un máximo de ocho participantes, siempre que el número de propuestas lo permita. El plazo de presentación a la primera fase finaliza el 26 de Octubre

Siguiendo de nuevo lo establecido en el artículo 185 de la LCSP, la segunda fase del concurso se realizará en dos sub-fases sucesivas, a fin de reducir el número de concursantes. Como resultado de la valoración del Jurado en esta fase, se elegirán las tres propuestas que se consideren más adecuadas

En la segunda sub-fase los participantes seleccionados serán invitados, también simultáneamente y por escrito, para que presenten sus propuestas en desarrollo de la idea inicial, debiendo ser valoradas con posterioridad por el Jurado. Como resultado de la valoración del Jurado en esta fase, se elegirá la propuesta que se considere más adecuada para la consecución de los objetivos perseguidos en el presente procedimiento, atendiendo a su calidad y sus valores técnicos, funcionales, arquitectónicos, culturales y medioambientales. Dicha propuesta tendrá la consideración de ganadora del concurso.